Esta formación surge de la fusión de dos consolidados músicos: Alberto Sáez Puente y Casandra Álvarez Muñoz, oboísta riojana de gran renombre en el panorama musical nacional. Su mezcla de sensibilidades hacen crear una atmósfera especial en sus recitales que, en su mayoría, están centrados en la música barroca. Desde su creación en el año 2009, llevan una intensa labor concertística por la geografía nacional, siendo muy exitosos los resultados tanto para el público como para la crítica musical.